domingo, 8 de mayo de 2011

Acta Relación de 1532

José Salazar Aviña.




Desde hace muchos años me ha intrigado, como a muchos de mis compañeros Cronistas e Historiadores, el tema del acta relación, así llamada, que no es otra cosa que el acta del cabildo que fue elaborada para la sesión del miércoles 23 de octubre de 1532, por su escribano Joán Fernández, el viejo.


La pesquisa nos ha llevado a la búsqueda de el acta original, desaparecida, que se encontraba en el Archivo de Colima.
Dentro de la investigación, hace 3 años, pude obtener una copia del Archivo General de la Nación, es un traslado hecho del original, una copia, solo esperamos que el escribano Arzac haya realizado bien su trabajo. Pero hace unas semana pude encontrar una publicación hecha por el Cronista de Guadalajara, me refiero a Don Luis Páez Brotchie, quien escribía desde antes de 1950 para el Informador Tapatio, en la edición del día 10 de enero de 1952 y a raíz de una serie de observaciones a la historia de Colima, publicada por el historiador colimense Ignacio G. Vizcarra, nos obsequia en el numero LIII lo que a continuación trascribo:




De las 145 cédulas de encomienda que expidió Hernán Cortés, según su propia frase: “y yo repartí a nombre de vuestra majestad los pueblos de aquellas provincias a los vecinos (de Colima) que allá quedaron, que fueron veinte y cinco de caballo y ciento y veinte peones”, sólo conocemos seis, fechadas todas el 11 de diciembre de 1523, lo que nos da un dato cronológico incuestionable y punto de partida para retrotraer los hechos narrados por el propio conquistador, relativos a la conquista y fundación de la villa de Coliman.
Ya en el artículo anterior proseguimos a la inversa el examen de la frase antecedente de Cortés, relativa a su teniente (de seguro Gonzalo de Sandoval): “ y le mandé que hiciese la visitación de los pueblos y gentes de aquellas provincias y me la trajese con toda la más relación y secretos de la tierra que pudiese saber: el cual vino y la trabajo, y cierta muestra de perlas que halló…”
Ahora bien. Como anterior a la expedición de las cédulas de encomienda debió ser el viaje de Sandoval de la región colimense a la capital de Nueva España, hay que deducir de la fecha conocida el tiempo que el Capitán empleó en el viaje, el y aunque los cálculos son completamente hipotéticos por no tener fuentes mejores en que apoyarlos, nos parece que a todas nuestras expresiones muy bien cabría precederlas o seguirlas de la locución adverbial “poco, más o menos”.
Desde luego no desdeñamos los datos arrojados por las mismas cartas de relación de Cortés, cuando dice (tomo II. Página 48: “una muy gran provincia que está setenta leguas de Temixtitán (Tenuxtitan)  que se dice Mechuacán (Mechuacan)…” (pág. 49): “yo tenía… alguna noticia… de la otra mar del Sur, y sabía que por dos o tres partes estaba a doce y a trece y catorce jornada de aquí (Coyoacán)…” pág. 50: “despaché cuatro españoles, los dos por ciertas provincias y los otros dos por otras… y los unos anduvieron cerca de ciento y treinta leguas… Los otros dos españoles… anduvieron cerca de siento y cincuenta leguas…” (pág. 70): “una villa que se dice Zacatula, que hay desde la dicha ciudad de Huicicilla cien leguas… E yendo… A la dicha ciudad de Zacatula, tuvieron noticia de una provincia que se dice Colimán, que estaba apartada del camino… Sobre la mano derecha, que es al poniente, cincuenta leguas…” (pág. 83): “fuese a la provincia de Colimán (Coliman)… Que está de la ciudad de Zacatula, costa del mar (del) Sur abajo, sesenta leguas…”
De todo lo anterior se desprende que de México a Michoacán había 70 leguas: de México a Zacatula 150: de Huicicilla a Zacatula, 100: de Huicicilla a Colima 50 y de Zacatula a Colima 60: que 14 jornadas equivalían a 150 leguas. Así pues, si de México a Huicicilla había 70 leguas, y de Huicicilla a Colima 50: luego de México a Colima habría 120, equivalentes a 12 jornadas, las que, restadas del 11 de diciembre de 1523, fecha de la expedición de las cédulas de encomienda a los vecinos de Colima, nos remontan al 29 de noviembre del propio año, día en que pudo emprender el viaje de Colima a México Gonzalo de Sandoval.
Todavía debemos caminar hacia atrás, calculando descontar el tiempo empleado en la visitación de la conquistada región colimense. No sabemos lo que tardaría; pero a juzgar por el término que duró la de Francisco Cortés en territorio de Xalisco y Tepic, de la cual ya dimos cuenta en nuestro articulo pasado y que se gastó en ella el lapso de tres meses veinte días, o sea del 17 de enero al 7 de mayo de 1525, podemos atribuirle la misma duración, por analogía, a la de Gonzalo de Sandoval. Así que, restando del 29 de noviembre de 1523 los mismos 3 meses 20 días, el resultado nos transporta al 9 de agosto de 1523.
(Pasa a la 5ª. Pág. Col. 1ª.)

                                                             (Cihuatlán)           
                                                          Sandoval,  todo lo
                                                                              y le en-
                                                               que buscase un
                                                         buen puerto y en él
                                                                    villa, y que le
                                                               nombre Colimán
                                                          como la dicha pro-
                                                     envié nombramiento
                                               regidores para ella
                                      que hiciese la visita-
                                                         de Sandoval infor-
                                        del feliz éxito de
                                               colimense, derivaría
                                                            
                                       hallado entre los pa-

                                                     cabildo.  Pero de to-
                                                     una de                        
en total 84 renglones ilegibles.
                                                                                        
nombre de Villa de San Sebastián, entonces deberá fijarse el 20 de enero de 1523 como la fecha buscada. El punto cuarto a que se alude dice: “no consta que haya llevado el nombre de San Sebastián ni el de San Buenaventura y por lo tanto esos nombres no debe influir en la determinación de la fecha que buscamos”.
Los deseos del Padre de Bazán quedan colmados hoy, y su premisa de maravillosa lucidez evidenciada meridianamente en perfecto acuerdo con nuestra tesis que venimos sosteniendo desde el principio de nuestra serie. Y todo ello en la ansiada publicación del documento revelador.


Pero vayan antes que todo las más cumplidas gracias por el inconmensurable servicio que presta a la historia de Colima. Para que nuestro excelente y fino amigo el Sr. Ingeniero José R Benítez. Dueño de la copia fotográfica que voy publicamos en grabado como ilustración de ese artículo. ¡Al fin tenemos a la vista la ansiada prueba de todos esperada y facilitada con tanto desinterés por su afortunado poseedor!
En el siguiente artículo haremos la historia del hallazgo y los comentarios del caso por hoy sólo damos a conocer nuestra versión paleográfica, única completa y fidelísima hecha hasta nuestros días.  Números 242 y “554” tachados: en seguida el año “1532” después una rúbrica y luego el texto:

En la villa de San Sebastián de la provincia (de Co) liman desta Nueva España, miércoles veinte y tres días del mes de otubre, año del nacimiento de nuestro Salvador Jesucristo de mil e quinientos e treinta e dos años, estando juntos en su cabildo e ayuntamiento, como lo han de uso e costumbre, los nobles Señores Joán Pinzón e Joán de Aguilar, alcaldes, e Hernando de la peña e Antón López regidores, por presencia de mi Joán Fernández, escribano del cabildo, acordaron de hacer la discripción desta tierra para que su majestad sea informado (de) la verdad, la cual se hizo en la manera siguiente, para lo cual mandaron llamar a Diego (Garrido) e a Cristóbal Cabezón, que vinieron e pasaron a esta tierra con el marqués e a Francisco de Cifontes e a Gómez de Hoyos que pasaron con Pánfilo de Narváez e a Jorge Carrillo e a Joán Pinz (tachado “Pinz”) Pérez e que pasaron después de Narváez ganada la ciudad e (entre líneas: “ganada la ciudad, e”) de los cuales de cada uno dellos fue recebido juramento en forma de derecho, sobre la señal de la cruz, so cargo del (cual) prometieron que bien e fielmente dirán e declararán cada uno dellos cuanto vino (cada) uno de los vecinos desta villa e que persona es (e que indios ha tenido e tiene, e cómo ha vivido, e cómo han servido e 
como han sido aprovechados e (de qué ma) nera e dijeron: sí juro e amén”.

Como verán, aquí Don Luis Páez Brotchie se regocija por haber encontrado una copia del original, por ello es lógica la presencia del mismo cronista a través de un regalo que hizo personalmente al Archivo General del Gobierno del Estado de Colima que se encuentra en la caja 1. Continuará.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Cargos de la Mesa Directiva Periodo 2017 - 2019

Directorio de la Asociación de Cronistas del Estado de Colima


Presidente José Salazar Aviña

Secretario
Marco Antonio Romero Cárdenas

Tesorero
Arturo Navarro Iñiguez

Consejo de Vigilancia:

Presidente Héctor Manuel mancilla Figueroa

Primer Vocal Salvador Olvera Cruz

Segundo Vocal Cesar Alejandro Guerrero Ramírez


Comisión de Honor y Justicia:

Presidente José Abelardo Ahumada González

Primer Vocal Roberto George Gallardo

Segundo Vocal Miguel Chávez Michel


Comisión Editorial y José Abelardo Ahumada González
de Eventos.

Encargado del blog José Salazar Aviña